sábado, 21 de abril de 2012

1.492


¿Se han preguntado alguna vez qué hubiera hecho Cristóbal  Colón sin árboles?





Salvo el velamen, amarras y clavos de hierro poco más hay que no sea de madera en una carabela.


ballestilla o ballestina

asi se usaba la ballestilla



cuadrante


sextante



corredera


Brújula en caja de madera (foto de la red)

        Una gran parte de los aparatos de navegación eran de madera, o se soportaban en madera, o eran contenidos en madera.

         ¿Alguien recuerda haber estudiado con que tipo de madera se construyeron las carabelas? ¿De dónde se sacaba esa madera?

         La Historia nos relata extensa e intensamente todas las vicisitudes de tan extraordinario y trascendente  hito, sin embargo, si consultáramos todos los libros y además, toda la información que hay en la red sobre el Descubrimiento de América, nos faltaría vida para leerlos. Se ha examinado la gesta colombina desde todos los puntos de vista posibles. (o casi).

       La humanidad ha rendido homenaje a sus protagonistas con pinturas, tapices, música, literatura... Hay museos que contienen réplica de las carabelas y en ellos encontramos todo el utillaje empleados en el Descubrimiento.

       Sin embargo, al menos yo, no tengo conocimiento que se haya rendido homenaje, pongo por ejemplo a un roble, con una cartela que ponga; con la madera obtenida de un roble se sacó la quilla de la carabela La Pinta. (pongo por caso)

     A pesar de todo algunas respuesta podemos encontrar.

     La Niña y la Pinta se construyeron en Huelva, mientras que la Santa María lo fue en Galicia. Fueron adquiridas de "segunda mano" para el viaje del Descubrimiento.

     Juan Escalante de Mendoza (1529-1596), Capitan General de la Armada de Nueva España fue, además de navegante, escritor. En esos escritos sí se detiene en contarnos con qué maderas se hicieron las carabelas.

     No es único el origen de la madera empleada en la construcción de las carabelas, como tampoco lo fue el tipo de madera empleada.



Pino (foto de la red)

La madera de Pino se utilizó en varias partes de las carabelas, "para las obras  altas de la nao, que los marineros llamamos partes muertas", dice Juan Escalante y señala el Pino de Utrera, cerca de Sevilla, como el más adecuado para este fin.

Para los mástiles y entenas eran buenos los Pinos traidos de Flandes, especialmente los Pinos Prusa.

Existe otro lugar que se erige en proveedor de madera  para las carabelas del Descubrimiento:

El Sexmo de la Sierra.

   Por este nombre se conocía en aquel siglo XV la parte norte de la Sierra de Gredos, pueblos como Herguijuela, Navarredonda de Gredos, San Martín de la Vega, Hoyos del Espino, Cepeda de la Mora y Garganta se encargaban del cultivo de los pinares . La madera de sus bosques era llevada a Sevilla en exclusiva por los hombres de Navarredonda, exentos de ir a la guerra por el Ducado de Alba, señor del predio.


Roble (foto en la red)

Roble (foto en la red)


El roble era utilizado para la quilla, y dice Escalante de Mendoza;  "que es el principio y primer palo para cualquier sobre que ella se arma y funda, debe ser de roble, muy derecha, y si pudiese ser de una sola pieza, será mejor." 

El roble "querqus robur" es una especie típica de bosques de clima atlántico. En la Península Ibérica se encuentra en toda la cornisa noroeste. (al hablar del roble, retomaremos este tema) Cabe deducir, ya que no se dice explícitamente, que del norte se extrajo la madera para las quillas de los barcos del Descubrimiento.




Quilla de un barco (foto de la red)


Siguiendo a Escalante de Mendoza nos encontramos con un consejo interesante para cortar la madera. ".. toda la demás madera que se cortare de cualquier árbol, no solamente para nao, más también para cualquier otro edificio que se haga de madera, conviene que sea cortada cuando se acaba de caer la hoja y fruta del mismo árbol que se quiere cortar, en el principio de los días del segundo cuarto de la menguante de la luna, porque entonces están los árboles con menos humidad y mejor sazón y disposicíón. Las cuales maderas han de ser cortadas con la sazón que he dicho, y curadas al sol, y pasar por ellas a lo menos un año antes de que se pongan en el edificio y fábrica de la nao que se pretende hacer."


Y poco más que contarles.

La Historia  se ha ocupado ciertamente de las carabelas como herramientas imprescindibles de los viajes de Colón, no así de la materia prima que permitió construirlas. Incluso Cristobal Colón en boca de Escalante de Mendoza, hizo pocos comentarios sobre la construcción de "sus" carabelas salvo para quejarse del calafeteado, una labor totalmente ajena a la madera por cierto.

A mi me resulta profundamente injusto, qué quieren que les diga, esa ignorancia hacia esos seres vivos que dieron su madera para  navegar al otro lado del mundo conocido en el siglo XV, LOS ARBOLES.





7 comentarios:

  1. Hola Paloma, buena recopilación de datos historicos que normalmente no salen a la luz, eso de que las naves fueran de segunda mano me ha hecho gracia, un saludo

    ResponderEliminar
  2. Hola de nuevo Paloma, una pregunta en las fechas esas usaban ya la brújula?, un saludo

    ResponderEliminar
  3. Hola, Paloma. Muy interesante tu estudio sobre la madera y su utilidad en las naves de Colón. Veo que te has documentado muy bien sobre el tema. Pero hay que tener en cuenta que en aquella época todos los barcos eran de madera, y por lo tanto tenía que ser de una madera buena y resistente a la humedad y al salitre de los mares.
    Enhorabuena. Un saludo: Alfonso

    ResponderEliminar
  4. Hola Alfonso, me alegra saber de tí. Tengo en mente, otra, o varias, entradas al blog con la navegación y la madera. Es un tema tan extenso y poliédrico que no resulta nada fácil encajar algo medianamente decente.
    Muchísimas gracias por tu indicación y siempre, por tus palabras.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Pedro tu apunte de la brújula resulta muy oportuno. La brújula ya la conocían los chinos varios siglos antes del Descubrimiento, tomaron su uso los inquietos pueblos árabes y con ellos la llevaron allá por dónde fueron navegando. Colón no dejó escrito que llevara brújula aunque sí consta testimonio de que la llevaba. Es decir no está claro que la llevara o no. Es más probable que llevara astrolabio, pero el Espíritu del Árbol barre para casa y se permitió tomar la parte de las crónicas que más le interesó.
    Tu reflexión, además, hizo que me diera cuenta que no puse una foto de una brújula en su preciosa caja de madera, que hoy subo. Aunque la brújula no cuenta con elementos de madera, los marinos, según leo, tenían la costumbre de llevarla en una cajita de madera para preservar su integridad y precisión. Otra cosa más que agradecer a los Árboles.
    Saludos y te animo a que hagas este tipo de cuestiones.

    ResponderEliminar
  6. Palomita un tema apasionante sin duda. Un tema que a mi en lo personal me sigue llevando a muchos cuestionamientos.... me gusta poder escuchar los puntos de vista de ambos lados del mar, sin juicios, creyendo que era algo que tenía que suceder, como sucedió en muchas otras culturas.
    Ciertamente se habla de muchas cosas... de las carabelas mucho, pero no desde tu muy particular sensibilidad, gracias corazón.

    ResponderEliminar
  7. Mi querida Estrella de Luz, un tema apasionante ciertamente, polémico sin duda, del que por mucho que se haya escrito, aún queda mucho por escribir, mucho por saber.
    En cuanto al papel que jugaron los árboles en los descubrimientos y conquistas del mundo tengo pendiente algunas cuentas.
    Gracias por tu tiempo.

    ResponderEliminar