domingo, 30 de marzo de 2014

La madera que me acunó








Cuando la familia de los homínidos comenzó a tejer su propia historia, es decir, la nuestra ya que el único superviviente de esta especie de primates superiores, es el homo sapiens al que ustedes y yo pertenecemos, las madres acarreaban a sus bebés a cuestas. 

Poco a poco debieron adoptar sistemas para transportar a sus hijos de forma más cómoda y posiblemente unirían trozos de piel para liarse el niño a su cuerpo en rudimentario Mei Tai.

Este práctico y amoroso sistema de traer y llevar al bebé sigue estando de moda, tal vez porque es excelente en su sencillez.






Mei Tai o portabebé de tela.  Imagen de la red.


Tanto dá que lo lleve la mamá
o el papá (imagen de la red)


Sin embargo conforme nuestros ancestros se volvían progresivamente sedentarios, llevar constantemente el niño a cuestas no debía ser muy cómodo, por lo que se tuvo que imponer la forma de dejarlo en lugar seguro y cerca de la madre. Y de esta necesitad tuvo que nacer la cuna.



Recreación de cuna primitiva. (imagen de la red)


Cesto cuna de Moises. (imagen de la red)




Las primitiva formas de cunas tuvieron que ser muy rudimentarias, cestos hechos con juncos, hamacas pequeñas hechas con telas o pieles fuertes, asidas a estacas o a la pared y finalmente tuvo que venir la primera cuna de madera. 

La madera se ha ido imponiendo entre las civilizaciones "avanzadas" (entenderemos por avanzada lo estereotipadamente aceptado para no entrar en polémicas aunque sea conmigo misma)

Desde aquella primera y remota cuna de madera de hace unos 5000 años a las actuales no hay tanta diferencia en lo fundamental aunque sí en la estética.



Cuna del Antiguo Régimen. Imagen de la red



Cuna azul. Imagen de la red.

Cuna tipo barco. Imagen de la red.

Cuna del pasado siglo en blanca. Imagen de la red.

Cuna de cerezo. Imagen de la red.

Cuna napoleónica. Imagen de la red.

Cuna de nogal. Imagen de la red.

Cuna de pino. Imagen de la red.

Cuna de teca, actual, en venta en la web que puede verse.

Cuna de pino imitando un modelo antiguo.


Cuna bajo medieval.

Cuna principios siglo XX

Curiosa cuna redonda .


Cuna balancin.


Como han visto las modas, gustos y clases sociales ha influido en las cunas para bebés desde siempre.

En el futuro las cunas con algunas sofisticadas modificaciones, más o menos útiles, seguirán siendo las mismas

Esta cuna resulta muy bonita y cómoda para la madre. Imagen de la red


Hecha de madera suspendida a un pedestal.

Diseño de Dripta Roy, exterior de polietileno e interior de madera. 
Según la web donde está la imagen,
la cuna es muy cómoda para el bebé y para los papás. (¿¡!?)



Salvo las cunas que están hechas todas de metal, que ciertamente no hay tantas, el resto, incluso esas de ultima generación y de tan bonita estética, cuya utilidad está por ver, tienen en la madera su hilo conductor.

Maderas de uso más elitista como el cedro, caoba, ébano etc y otras más populares como el pino, han servido y sirven para acunar nuestros primeros sueños por esta vida. 

Dejar la cuna para pasar a la cama es un paso importante que significa dejar la feliz vida de bebé y comenzar a tener obligaciones vitales como es ir al colegio.

Un recuerdo que nunca se me ha ido de la mente es aquél lejano día en que sin yo saber por qué, me quitaron mi cuna y se la llevaron. Me recuerdo llorando detrás de alguien muy alto que sacaba la cuna plegada para pasar por la estrecha y altísima puerta del comedor. Por mucho que yo lloraba y quería perseguir al ladrón de cunas, alguien me retenía intentando consolarme. Contaba yo poco más de tres años.

Y comencé a dormir en una cama enorme, bajita, que no se balanceaba y que estaba en un rincón del cuarto. Ya no había amorosos barrotes que me retuvieran y me dí buenos porrazos hasta que aprendí a darme la vuelta si ir a visitar el suelo del dormitorio.

Al cabo de los años la volví a ver, perfectamente plegada y colgada en un cuarto de mi casa. Me alegró verla y comprobar que aunque ya no pudiera usarla seguía conmigo.

Con el paso de los años, esta cuna ha visto mecerse en ella a varios primos y a mis dos sobrinos. Con ellos se volvió a repetir la escena de retirada de cuna y cambio por cama grande. 

Tras esos nuevos usos la cuna azul, siempre ha estado pintada de azul, ha vuelto a mi casa y conmigo sigue, plegada y en perfectas condiciones de uso.

En comparación con las cunas actuales es asombrosamente pequeñita y ningún niño la ha usado más allá de los dos años.  Será verdad que la media de altura va aumentando.

Con certeza no se de qué madera está hecha pero lo más probable es que sea de pino.

En este tiempo ha visto cambiado sus pies que podían balancearse por unas ruedecillas que mi hermano colocó para que pudiera ser más fácil moverla de un lugar a otro. El resto sigue exáctamente igual.

Aquí les dejo tres imágenes de mi cuna, tomadas hace un año cuando arreglé el trastero y la bajé para limpiarla y colocarla de nuevo a la espera de poder mecer los sueños de otros chiquininos.





No hace mucho estuve en Elvas, Portugal, ciudad Patrimonio de la Humanidad, con motivo de una feria que reacreaba aspectos de la vida en los desiertos del Magreb. En una jaima se exponía lo que viene a ser el día a día de sus moradores y me sorpendió ver una cuna de madera como si acabaran de sacar a su diminuto morador.

Interior de una jaima del desierto,
Foto P. Iglesias


Entre la multitud de cosas que le debemos a los árboles, he querido exponerles una de las más bonitas y tiernas, hacerse cuna para que duerman y sueñen, lo mejor que tiene la humanidad: sus bebés.

sábado, 1 de marzo de 2014

Namaste México



"La Trastienda, abre sus puertas al público poblano, como un lugar de encuentro con los distintos productos que se elaboran en las divisiones fabriles de CiNiA de México. Con ello, CiNiA, en la conmemoración de su 7° aniversario, abre nuevos mercados a sus productos, continuando con su misión empresarial de proveer bienes y servicios de calidad, creando con ello fuentes de trabajo que permitan la integración laboral de personas con discapacidad.


Quienes visiten "La Trastienda" encontrarán un agradable espacio donde poder comprar un regalo, antojo y/o detalle, en la seguridad de no sólo adquirir un producto digno de las mejores tiendas, sino también un producto único con el encanto de un trasfondo social.


El nombre de "La Trastienda" tiene origen en una trastienda antigua que perteneció a una ferretería del siglo XIX, y que hoy da identidad y preside, el diseño interior de la tienda.


¡Te invitamos a conocerla y a quererla!"


Con estas palabras saluda La Trastienda, una organización que conocí a través de mi amiga Verónica que vive por las tierras que vigila el rugiente padre Popocatepetl, Puebla, México.

Y conocí La Trastienda por una bolsa, una bolsa que contenía regalitos (como dirían allá) para celebrar el nuevo año. La bolsa más sencilla y por eso más hermosa que en mi vida he visto.

La humilde bolsa traía impresos mensajes:

- Salva un árbol - Salva un Bosque.

- La Naturaleza es grande en las cosas grandes, mas es grandísima en las cosas diminutas. (B. de Saint Pierre)









Efectivamente es lo que parece, una bola hecha con papeles de periódicos. Reutilizar o aprovechar las cosas como siempre decía mi madre, no hay nada tan sabio como una madre buena.

Esta bolsa es un "Producto elaborado por personas con discapacidad intelectual de la división de artesanía CINIA".




Nogal (Juglans regia)

Hermosa criatura (Foto: P. Iglesias)

El Juglans regia, nogal común, europeo o español se asoma hoy a nuestro blog con la intención de contarnos cosas de él.

Es un árbol de hoja compuesta, caduca de color verde opaco, pinnadas, es decir estructuradas a lo largo del raquis con un número impar y opuestos de foliolos u hojuelas.


Imagen de la red.

Tronco del Nogal  (Foto P. Iglesias)

La corteza del nogal es gris clara y lisa, que se agrieta con la edad.

Vive en valles y riberas. Puede alcanzar los 30 ó 35 metros de altura.

Su origen se distribuye entre China y el sudeste de Europa.

Los romanos lo introdujeron en su Imperio desde Persia.

Se ha constatado que el cultivo del nogal tiene unos 7000 años

Detalle de las fuertes ramas que salen del tronco para sostener el verde dosel. (Foto P. Iglesias)

Los castellanos lo llevaron a las Américas razón por la que en México es conocido como Nuez de Castilla. En Estados Unidos se llevó en 1876 y California es hoy por hoy el mayor productor de nueces del mundo.

Actualmente en la Península Ibérica el cultivo el nogal se encuentra repartido a lo largo y lo ancho de su geografía.

Las fuertes ramas del nogal se repartían en torno al tronco para formar una ancha copa. (Foto. P. Iglesias)


El fruto del nogal es la nuez. La nuez es un alimento energético rico en grasas Omega 3 (ácido linolénico) que tiene la cualidad de bajar el colesterol "malo" y favorecer la circulación sanguínea, ayudando a rebajar la hipertensión,  a evitar la formación de coágulos en la sangre,  a prevenir los infartos, anguinas de pecho y la arteriosclerosis 

 La nuez es buena para la actividad cerebral, el déficit de Omega 3, está relacionado con procesos de depresión e insomnio. 

Tiene la nuez vitaminas del grupo B, fósforo y lecitina que mejoran la memoria en el cerebro.

Imagen de la red.

Sin embargo las nueces tomadas en cantidades excesivas aportan demasiadas calorías al organismo.

Las nueces contienen oxalatos (sustancia tóxica) por lo que las personas con predisposición a desarrollar piedras en la vesícula o en los riñones deben moderar cuidadosamente su consumo y ante la duda, consultar a nuestro doctor.

Son ricas las nueces en vitamina E (antioxidante), calcio, magnesio, boro y cianuro. Por ese contenido en cianuro no deben comerse las nueces verdes, el cianuro desaparece al madurar el fruto.


El sol acaricia al hermoso nogal provocando el juego de luces entre hojas, tronco y Sol. (Foto. P. Iglesias)


El nogal ha sido y es apreciado no solo por los beneficios de su fruto sino por la excelencia de su madera.
Imagen de la red.


La madera del nogal está considerada como madera noble. En carpintería es utilizada por su calidad y durabilidad para fabricar valiosos y finos muebles de interior. Es una madera de dureza media (1), pesada pero flexible, dúctil y resistente a la pudrición, utilizada en ebanistería de alta calidad.

Imagen de la red.

Con la madera del nogal se hacen culatas para armas de fuego, este uso de la madera es totalmente indeseable para el Espíritu de Árbol, pero los hechos son tercos.


Imagen de la red.

Y ¡cómo no! el nogal aporta bienestar a través de sus propiedades curativas para nosotros.

Imagen de la red.


El nogal tiene importantes propiedades curativas para nuestros males. Sirve para combatir las diarreas, regula el hipotiroidismo, el exceso de sudor...

El aceite de nogal sirve para eliminar parásitos del intestino incluida la temible tenia.


Imagen de la red.

Las hojas se emplean para combatir la tuberculosis.

Del nogal se extraen sustancias para purificar la piel de la psoriasis, de granos, sarna y otras enfermedades propias de la piel. Igualmente ayudan en infecciones del aparato respiratorio.

No obstante insistimos que para algunas personas puede resultar tóxico por lo que, aunque me repita, en temas de salud si no sabemos mejor nos abstenemos y consultamos con los profesionales.

Tronco del vetusto nogal. (Foto P. Iglesias)

El formidable nogal que protagoniza esta entrada, lo encontré deambulando por las cercanía de Arbancon, pueblo de Guadalajara. 

Esta vetusta preciosidad estaba a unos 15 metros de la orilla de un escueto riachuelo, el Sotillo, que rodea parte del pueblo. Su tronco se puede abrazar con tres personas, bajo su copa una amplia circunferencia de 18 metros como poco. Parecía un gigante vigilando el soto y el cercano pueblo. Una inmensa paz se siente a su vera. 


A pesar de la fecha, todos los árboles de hoja caduca estaban frondosamente verdes. (foto P.Iglesias)

Detalle del hermoso tronco (foto P. Iglesias)

(1) La dureza de la madera tiene dos grandes divisiones, maderas duras y maderas blandas.
Entenderemos por dureza la resistencia de la madera a ser trabajada.

Las maderas duras son las de los árboles de lento crecimiento. Son por eso más densas y aguantan muy bien las inclemencias del tiempo. Son las más caras del mercado.

Las maderas blandas, provienen de árboles de la familia de las coníferas u otras de rápido crecimiento. Son maderas más ligeras, más económicas y más fáciles de trabajar.

Si escuchamos hablar de maderas de dureza media, semiduras o semiblandas, entenderemos que sus características de dureza están a caballo entre unas y otras.

martes, 28 de enero de 2014

Un Bosque Mágico. Haya común (Fagus sylvatica)



Hayas




Traemos hoy un ser extraordinario, el Haya común Fagus Sylvatica.

La palabra Fagus proviene del griego y significa "comer" ya que hay muchas partes del Haya común que son comestibles.

En tiempos y culturas pasadas el Haya proporcionó alimento a nuestros ancestros, ayudando sin duda, al aumento de la población humana en este lugar maravilloso llamado Tierra.

Por su parte, la palabra  Sylvatica hace referencia al bosque donde habita, en latín tenemos la palabra silva que significa selva. Ya metidos en definiciones y conceptos aclaremos la diferencia que hay entre bosque y selva.

Ambos son masas densas de arbolado, LAS SELVAS con más biodiversidad vegetal y animal, está situada en los trópicos de la tierra, por ello tienen mayor pluviosidad y menor amplitud térmica. 


LOS BOSQUES por contra,  tienen una especie arbórea dominante y menor presencia  de otras distintas. Están situados en la zona templada del Planeta teniendo una gran diferencia de temperatura entre unos y otros tipos de bosques y sus amplitudes térmicos son variables.

El Haya es un árbol de hoja caduca, que puede alcanzar los 40 metros de altura. La corteza de su tronco es gris clara, ceniza y lisa durante toda su vida.



Detalle de tronco de Haya




Tronco de Haya


Troncos de Haya


El agua pasando a los pies de las hayas.

Pertenece a la familia de las fagaceas, por tanto esta emparentada con robles y castaños, personajes que forman sus propios bosques.

Las hojas del haya son grandes, ovaladas y alternas con un color verde brillante que tornan en mil tonalidades de amarillo en otoño, cuando el hayedo toma su colorido más rico y espectacular.



Hojas de Haya

Hojas y tronco de Haya

Es un árbol monoico, es decir, que el mismo individuo tiene flores femeninas y masculinas que darán lugar a los hayucos, una cápsula recubierta de filamentos endurecidos parecidos a espinas en cuyo interior dividido en cuatro compartimentos, encontramos lo frutos.

Partes comestibles del haya:  las semillas encapsuladas en los hayucos, que tienen sabor semejante a la avellana. De dichas semilla se obtiene harina con la que fabricar pan, dulces, tortas... E igualmente se obtiene aceite de sabor similar al de oliva y que no se pone rancia hasta pasados los 10 años. Es un aceite rico en omega 3 y 6, enemigos del colesterol malo.

Los hayuco son altamente proteicos ideales para engordar cerdos y desde luego alimentar a los animales silvestres que viven en su bosque.

Hayucos un prodigio energético.


Como muchos de nuestros amigos (árboles) el haya también tiene cualidades sanadoras para el hombre. Se utiliza para bronquitis, gripe y resfriados, ulceras bucales, faringitis, para diarreas y por sus propiedades diuréticas. Aunque en elevadas dosis puede ser tóxica.

La creosata sacada de la brea de la madera de haya se utilizó de antiséptico para combatir la tuberculosis. Es un potente biocida utilizado también para proteger la madera.

Las hayas necesitan climas frescos y húmedos de suelo bien drenado con aporte regular de agua. Estas necesidades sitúan los bosques de hayas en la mitad norte de la Península Ibérica.

Los hayedos forman bosques muy bellos, especialmente en otoño cuando sus hojas adquieren un cromatismo arrebatador que va del verde brillante al marrón, aunque el Haya es el árbol dominante, podemos encontrar robles, pinos, serbales, saúcos, e incluso tejos, junto a gayubas, arádanos, fresas silvestres, frambuesas, zarzas...

En España existen hayedos tan emblemáticos y simbólicos como el de Irati, o el de Ordesa.

Tejera Negra, inicio de la ruta del Zarzas


El que ven ustedes aquí es el hayedo de Tejera Negra cuya singularidad es ser un bosque relicto (vestigio, superviviente aislado) por la latitud que ocupa. La Tejera Negra se ubica al norte de la provincia de Guadalajara.

Cuando lo visité ya sabía que iba a un bosque relicto e iba con la liturgia aprendida del que va a un acto místico, espiritual, mágico. Siendo consciente del privilegio que tenía.

La Tejera Negra tiene un numerus clausus, es decir que el número de visitantes está restringido a uno  concreto. Inteligente medida sin duda alguna.

Este bosque de hayas, en otoño y caminado  a la vera del río Zarzas conformaron una de las experiencias más emocionantes y mágicas de mi vida. Nada más comenzar la suave pero constante ascensión, el paisaje se fue cerrando para terminar siendo una sucesión troncos y copas de hayas por entre los cuales el cielo era solo retales sueltos de azul. La proximidad y el volumen de la arboleda se "comía" el espacio por el que me deslizaba con la sensación de ser una intrusa observada por mil ojos presentidos y algunos, totalmente desconocidos.

Esa magia era rota porque otro caminante me adelantaba pareciéndome un ser ajeno a todo aquel mundo. A veces se me antoja que mis congéneres no lo son y que, o ellos o yo estamos en ondas muy distintas y distantes.

La fantasía llama Damas Blancas
a las Hayas por esos troncos esbeltos y blancos.



Los blancos y esbeltos troncos de las hayas iban componiendo ante mis ojos imágenes cambiantes en formas, volúmenes, colores, luces, olores, texturas y sonidos. Si lograba desterrar los ruidos hechos por los pocos caminantes con los que me crucé, los oídos se deleitaban con el rumor de la brisa en las ramas, con el chocar de los hayucos en un suelo acolchado de hojas, con la caída de las propias hojas columpiándose en el aire tropezando con ramas y troncos para desmayarse suavemente en el mullido suelo.

Las aguas brincando en su descenso ladera abajo, saltando entre piedras y raíces. Escuchando el canto de pequeñas aves como el carbonero, el herrerillo...

Abrazar a esos suaves troncos de hayas, cerrar los ojos y sentir.

Bella casa de duende o de gnomo (Amanita Muscaria)


Una Amanita Muscaria, es decir una seta de gnomo. Aunque andaban por allí no vi  hadas y las ninfas no se dejan ver. Aunque busqué duendes no los advertí. Hace muchos años vi uno en otro bosque repleto de encinas y alcornoques, jaras pringosas, cantuesos, romero... aquello fue otra historia.

Ciertamente vivir aquél momento fue una experiencia religiosa si me permite la licencia Enrique Iglesias.

Las hayas en el mundo mágico están consagradas a la Luna con el fin de tener más capacidades intelectuales y aumentar la sabiduría. Árbol relacionado con los estudios, el conocimiento y la ciencia. En la mitología asturiana además, está vinculada ala fecundidad.



 Aquí les dejo imágenes del hayedo de la Tejera Negra y créanme que no le hacen justicia.

















Leñero o Centro de Ocio para Gnomos.

































Detalle del suelo en un bosque de hayas.


En el suelo y en los viejos troncos viven multitud de líquenes, musgos y setas









En la siguiente imagen ves ustedes unos líquenes llamados Fimbriata Cladonia, utilizada como trompeta por hadas, dríades y otros diminutos seres que pueblan estos bosques.

Apenas alcanzan el centímetro estas pequeñas trompetas o Frimbriata Cladonia.

Autora de las fotos Paloma Iglesias, que autoriza la utilización de las mismas siempre y cuando sean por y para el bien de los árboles.