sábado, 12 de mayo de 2018

El Árbol de la Vida. Babobab.




Las imágenes que ilustran el texto están tomadas de la red.





Relieve del "Árbol de la vida", encontrado en el foro de Emerita Augusta, suponen que es un laurel, emblema de Apolo en cuya base, aparece una serpiente enroscada en referencia al Apolo Délfico. Preciosa pieza que custodia el Museo de Arte Romano de Mérida (España).

"Árbol de la Vida" concepto simbólico, que viene de culturas tan remotas y antiguas como diversas, reunidas en una representación mágico-religiosa que conecta el mundo terrestre y conocido con el mundo espiritual, a través de la representación de un árbol.

En el antiguo Irán, Egipto, Asiría, Armenia, Gracia, Roma, el "Árbol de la vida"fue un símbolo popular que explicaban mitos y creencias.
Religiones como el Bahaísmo, Budismo, Cristianismo, Hinduísmo, Islam, Judaísmo tienen en este símbolo un auxilio recurrente para explicar sus creencias.
Mitologías como la escandinava, germana, griega, romana.
Pueblos de Mesoamérica, lo indios norteamericanos, encontraron en los grandes árboles trasunto de espíritus divinos y benefactores.

Diseño de árbol de la vida, de los muchos que hay en el mercado de joya y bisutería.

Aún hoy, éste símbolo antiquísimo, se ha convertido en un "diseño" que marca tendencia y que a la vez propicia buenos augurios tanto para el que lo regala como para el que lo recibe.



Bosque con diferentes tipos de árboles y una casa para humanos hecha de troncos de árboles.


Elegir un árbol con nombre y apellido para protagonizar el papel de "Árbol de la vida", para Espíritu de Árbol ha sido especialmente difícil, porque  como bien saben para nosotros, todos y cada uno de los árboles que viven en la Tierra (único lugar conocido dónde prosperan como igualmente lo hace nuestra especie en todo el universo conocido) son árboles que dan vida, que nos dan vida, y no solo vida, nos dan cobijo, calor, alimento, purifican el aire, nutren nuestra sensibilidad con su inigualable hermosura y belleza...

Fueron los espíritus los que me presentaron, hace mucho tiempo, un árbol realmente portentoso, singular, especial, extraño y divino, el BAOBAB.





Y éste árbol madre y padre va a ser el protagonista de esta historia.

El baobab es una familia reducida hay 8 especies; el ADANSONIA GRANDIERI, es la más conocida.

El ADANSONIA DIGITATA,que crece en las zonas semiárida de Africa.

El ADANSONIA GREGORRI, que es un endemísmo de Australia y se conoce por BOAB.

El resto de especies son oriundas y prosperan en la isla de Madagascar, situada frente a las costas de Mozambique.

Por tanto su origen y distribución se ciñe al África tropical excepción de los Boab.

Dos colosos de la Tierra un elefante que se abanica con las orejas y un gigantesco Babobab


Avenida de Baobab en Madagascar. es camino escoltado por hermosos Baobab



El Baobab puede llegar a vivir más de mil años, está rodeado de leyendas y mitos, uno de éstos cuenta como un demonio lo arrancó y lo volteo sembrándolo boca abajo. Si se fijan la parte de la copa bien parece un conjunto de raíces.

Sus flores se abren de noche, para que el sol no las marchite, de polinizar se encargan murciélagos.

Las flores son axilares Es decir que nacen pegada a la axila tronco flor. Solitarias, grandes, de aroma dulce, pétalos cerosos y arrugados, blancos o de color crema.

Flor del Babobab



Flor del Babobab




Flor del Baobab



Las hojas, caducifolias, son alternas, digitadas (dispuestas como los dedo de una mano), de 5 a 7 foliolos elípticos, oblongos, velludos por la parte inferior cuando son jóvenes.
En lo antiguos pueblos africanos, niños y adultos se sumergían en infusiones de hojas de Baobab para aliviar heridas en la piel y evitar picaduras de insectos, debido a que tiene propiedades antibacterianas.

Hoja del BAobab con descripción de sus propiedades.


Detalle de los cinco foliolos de las hojas del Baobab


Hojas, flores y un fruto por madurar del Baobab



El Fruto, encerrado en cápsulas de color marrón, aovadas, aterciopeladas por fuera y con las semillas negras.
Es comestible, tiene un sabor agridulce, con el se hace una bebida refrescante y energética. Como golosina se consume su pulpa.

Es un súper alimento que contiene glúcidos, proteínas, grasas, fibra, vitaminas,  C, B1,B2,B3,B4,B6,B9, calcio, hierro magnesio, zinc, fósforo...

El fruto del Baobab se usa en África para tratar, asma, fiebre, viruela, diarreas, malaria, y en procesos inflamatorios.

Aspecto aterciopelado del fruto del Baobab

Interior del fruto del BAobab

Fruto del Baobab y descripción de us propiedades

Otra imagen del interior del fruto del Baobab




Frutos en un Baobab






El tronco es de corteza lisa, de color marrón pero con tones grisáceos y lilas, puede llegar a almacenar seis mil litros de agua potable, incluso hay noticias que hablan de hasta 100.000 litros. Este hecho lo hace un ser portentoso que ha salvado a lo largo de la  historia la vida a miles de seres humanos, razón por la cual es justo que sea venerado como ser divino.



Más que una botella se asemeja a un tonel, este Baobab



Los Baobab son conocido como  árbol botella porque conforme va madurando su tronco va ensanchado y ahuecando  etapa en la que puede atesorar miles de litros de agua potable que puede ser consumida directamente y sin ser tratada. Asombroso pero cierto, su tronco está lleno de AGUA POTABLE.

Los Baobab (ANDASONIA) pertenecen a la familia de la "Bombacaceae". Baobab es una palabra que viene del árabe "BU-HIBAB", en referencia a la semillas que contiene el fruto. El nombre latino "ANDASONIA" lo toma del botánico francés Michael Adanson.

El Baobab para vivir necesita climas calurosos, resiste la sequía y los fuertes vientos.



Boab australiano


Como sabemos Australia es el otro lugar del mundo donde podemos encontrar "Andasonia gregorii" que allí se conoce como el BOAB. El más famoso BOAB de Australia con más de 1500 años de edad, es conocido como "Prisión Boab" porque fue cárcel para unos aborígenes australianos en el siglo XIX.

Boab utilizado como prisión, está en Australia.


La falta de respeto y sensibilidad hacia este milagroso ser que da vida a manos llenas, lo encontramos en Sundland Boabab, un bar. En Sudáfrica en MODJADJISKOOF, ciudad situada al noreste de ese país, existe un gigante Baobab convertido en bar y en atracción turística, toda una lección de ignominia humana. Nuestra especie es digna de estudio, puede construir basílicas costosas en medio de un erial so pretexto de que un santo o santa o dios o diosa se apareció por allí y es incapaz de respetar a una criatura viva que le da alimento, agua, sombra y purifica el aire.

En este ejemplar se explica muy bien la calidad y cualidad humana actual.


Este Baobab es una atracción turística desde la década de los 90 del pasado siglo. Hasta 60 personas pudieron caber dentro de su venerable tronco convertido en cafetería.


Bien mirado en la cultureta actual no hay nada más sagrado que un bar y el turismo, ¡todavía el Baobab tendrá que dar las gracias!



Algunos libros tienen como protagonista o inspiración al Baobab










Desde 2009  se estudia científicamente las propiedades, beneficios y rentabilidad de los Baobab. Si estos estudios y propuestas serán o no beneficiosos para el Baobab, está por ver.













Con todo nuestro amor, respeto y admiración... ¡ hasta siempre Baobab!




lunes, 16 de abril de 2018

El picudo Rojo "Hynchophorus ferrugineus"

Palmeras embelleciendo un parque.

Las palmeras están en peligro. Especialmente la Phoenix canariensis,  o palmera canaria es la que está peligro máximo.


Palmeras en todo su esplendor



En este globalizado mundo que por mano del hombre se ha convertido la Tierra, para bien o para mal el trasiego de personas, animales y plantas están desubicando y reubicando un número de especies de animales y plantas que traen el desequilibrio a las nuevas zonas de colonización.

Este fenómeno en modo alguno es nuevo, desde que el hombre bajó de los árboles ha modificado su entorno siempre en beneficio propio.

El hecho diferencial entre la actual globalización y las pasadas colinizaciones es la rapidez. En pocas horas o días un ejemplar de cualquier especie llega al pais de destino y silenciosamente se acomoda a las nuevas condiciones multiplicándolse asombrosamente. Cuando se hacen de notar el problema es mayúsculo. (todo esto generalizando).

Una de estas criaturas vino en 1993 desde Arabia Saudí, pasándo previamente por Egipto, alojada en palmeras de bajo coste económico, sin ningún tipo de control sanitario, al pairo del famoso "boom del ladrillo".

A toda velocidad había que adornar avenidas y jardines que aparecían como setas, los palmerales del viviero autóctonos no debieron de ser rentables por número y por crecimiento, por contra las ventajas del comercio global permite comprar a bajo costo cualquier cosa, asumiento transportes sin las exigencias normativas que tienen los europeos, pongo por caso.

Desembarcó nuestro protragonista, por Almuñecar para depués pasar al levante español, el palmeral de Elche, patrimonio de la humanidad, se ha visto muy afectado por este insecto(un insecto protagoniza esta historia) que ha acabado con miles (cerca de 50000 en 2014) de palmeras, y hoy tenemos picudo en España, Portugal, Francia, Italia, Grecia, Canarias, Las Antillas y California.

¿quién es esta criaturita?


Se llama científicamente "Hynchophorus ferrugineus" y es conocido por Picudo rojo.


El picudo rojo es un insecto coleoptero originario de Asia tropical, pertenece a la superfamilia Curculionoidea, especializada en depredar  especies vegetales de la familia Palmae. Un gorgojo que mide entre 2 y 5 cm.

Vive a costa de las palmeras datileras, la palmera canaria, el cocotero y la palmera de Guinea, hasta que su hospedador muere,  miles y miles de palmeras han sucumbido y siguen muriendo dando vida a tan pequeñaja critatura.

Una hembra fecundada de picudo puede depositar entre 200 a 500 huevos en una palmera, bien abriendo orificios o aprovechando hendiduras o heridas de la propia palmera.

Los huevos se convertirán en larvas que se envuelven en un capullo construido con fibras de la propia palmera. A su vez, esas larvas se convertirán en pupa que tras el siguiente proceso metamórfico saldrá el protagonista de nuestra historia; El Picudo Rojo (Hynchophorus ferrugineus"

El picudo completa todo su ciclo dentro de la misma palmera y en ella se queda hasta que termina con todo el alimento y marcha a por otra despensa.

Las palmeras datileras, canarias, cocoteras y de Guinea, atraen a los picudos porque estos son sensibles al KAIROMONAS, una sustancia química que libera la palmera por heridas o por podas sin tratar, de lo que podemos deducir que una palmera perfectamente sana y fuerte no atrae a los picudos.



Las larvas que salgan de esos huevos escavaran galerías, desde las axilas de las hojas a la corona, el interior y la base de la palmera y se alimentarán vorazmente. Alcanzarán los 5 cm en esta fase el crecimiento del picudo rojo está muy condicionado por las temperaturas.

Con las fibras de la palmera formarán un capullo y pasarán a la fase de pupa. Los capullos se localizan en la base de las palmeras. En el capullo permanece de 27 a 30 días dependiendo nuevamente de las temperaturas, alcanzando finalmente la fase de adulto.

El adulto se puede desplazar caminando, volando o montado en alguno de nuestros vehículos, aunque si la palmera donde nace aún conserva alimento, no se moverá.


Los síntomas que la palmera muestra por estar atacada por el picudo se comienzan a notar al año aproximadamente de su contagio.

En este momento aún podemos salvar a la palmera aplicando el tratamiento adecuado.

Las señales de alerta son:

Los perfiles de las hojas superiores aparecen con los extremos doblados o cortados en punta o en ángulo.

Debilitamiento y languidez de las hojas que confluyen en el "cogollo" de la palmera.

Presencia de galerías excavadas en los nacimientos de la hoja

Cuando las hojas de la palmera están totalmente desplomadas, de color gris y sin cogollo, la palmera está muerta. El protocolo a seguir en este caso es talar y quemar, para evitar que los picudos que aún queden en su interior salgan. Sin embargo pocas veces se hace esto, bien porque la palmera no tiene dueño conocido, bien porque sus dueños ignoran este extremo, o, lo más usual carecen de medios económicos para realizar esa labor que ciertamente es costosa y engorrosa. La administración hasta dónde yo se, no facilita las gestiones a particulares y claramente ha hecho dejadez de su responsabilidad de una forma imperdonable. Tenemos un magno problema de sanidad vegetal, otro más. 

El picudo en la Península Ibérica  encontró un clima óptimo y en tres o cuatro meses completa su ciclo vital, mejor no hacemos cuentas de la cantidad de picudos que pueden proliferar en un solo año.Esa capacidad reproductiva y destructiva ha hecho del picudo una plaga potencialmente capaz de contaminar todas las palmeras ibéricas.

El picudo desde que llegó hace más de 23 años (repito 23 años) se ha beneficiado de varios factores que unidos y sumados, han hecho de él un formidable enemigo.

Entre todo lo que he podido averiguar, el primer factor que  es la carencia de un método cien por cien seguro para erradicarlo. Se ha puesto en marcha remedios químicos para tratar de salvar a la palmera con indicios de picudo (siempre que no esté afectada la yema apical) que ciertamente han dado resultado pero que son muy costosos, si bien en primera instancia se logra salvar la vida de la palmera, hay que estar pendiente de ella y volver a inyectar en el fuste (tronco de la palmera) o rociando la parte superior de la palmera con los productos fitosanitarios de forma periódica, para evitar un nuevo contagio.

También hay métodos biológicos, bien con trampas para capturarlos o bien con hongos depredadores del picudo.

El gran obstáculo para solucionar el problema es el dinero. Curar una palmera es muy caro, aplicar remedios preventivos en palmeras expuestas al contagio, es muy caro. Las investigaciones sobre el problema comenzaron tarde y no acaban de dar con la solución milagrosa, solución milagrosa que vendría de la mano de la economía, hay que encontrar una solución barata y muy fácil de poner en práctica, tan fácil que cualquier persona pudiera aplicarla sobre sus palmeras, tal vez, solo tal vez,  así se podría acabar con este gravisimo problema medioambiental.

El desastre provocado ha llamado la atención de la Unión Europea propiciando el programa "Palm Proyect" mediante el cual se fomenta, regula y difunde todo lo que concierne a la lucha contra el picudo.

Ojala pronto veamos resultados serios, certeros y definitivos, de momento el Picudo Rojo parece imparable.






Palmera canarias  con claros sintomas de estar atacadas por el picudo.

Languidez de la palmera. En ésta se aprecia la parasitación de una higuera.











Zona de debilitamiento de las palmeras.




Palmera sin signos de estar contaminada.


Tres palmeras que fueron depredadas por el picudo. Las dos del fondo se ven ya heridas de muerte, la de la izquierda aparentemente sana y tratada sanitariamente, sucumbió en 2017



Zona preferente de ataque del picudo a las palmeras.

El triste aspecto que presentan las palmeras que sucumben al picudo rojo.


Palmera tratada contra el picudo. Murió en 2017.




Palmera siendo tratada sanitariamente para prevenir al picudo rojo. La palmera murió en 2017.



De las cinco palmeras dos se salvaron y le aplicaron profilaxis, han resistido hasta el verano de 2017.


Implante sanitario contra el picudo rojo.



Interior palmera con su interior podrido.



El olor que desprendía el cogollo de la palmera derribada era nauseabundo.


Pueden apreciar las galerías excavadas por el picudo.

Capullo, pupa y picudo en retirada, se aprecia perfectamente lo tamaños.

El protagonista,que no culpable, de esta lamentable historia, 

Otra imagen que compara, capullos, pupas y picudo.


Aquí aprecian mejor la pupa del picudo.

Picudo pretendiendo escapar.